El director general de la Administración Portuaria Integral (API) Tampico, Jesús Orozco Alfaro, afirmó que, dentro de las terminales privadas que se dedican a la construcción de plataformas petroleras, Tampico es líder en la materia, ya que aquí se ubican 11 empresas con nueve instalaciones que se orientan hacia esta actividad.

El titular de la API dijo en entrevista con Notimex que la terminal marítima de Pemex es muy importante para el puerto al mover un gran número de toneladas al año, el 60 o 70 por ciento aproximadamente, es lo que significa la operación de esta terminal marítima y el resto es lo que se mueve de carga general en las terminales públicas que opera.

Comentó que existe otro tipo de terminales más pequeñas de carácter privado como la de Cementos Mexicanos (Cemex) y la de Protamsa, que son las más relevantes.

De acuerdo con información en Internet del Puerto de Tampico, éste se localiza en el sureste de Tamaulipas, colinda con Veracruz a través del río Pánuco, a 10 kilómetros de su desembocadura en el golfo de México.

Además, limita al norte con el municipio de Altamira y al este con el de Madero, con los cuales forma la zona Metropolitana. Por lo que Tampico es uno de los principales puertos en la costa este del país, sirviendo de entrada y salida para productos mineros, petroquímicos, acero, madera y otros de tipo industrial.

Ofrece en sus Terminales Públicas 11 posiciones de atraque con dos mil 149 metros lineales y un área de espacios techados para almacenamiento de más de 60 mil metros cuadrados.

En este sentido, Orozco Alfaro explicó que el puerto tiene 22 kilómetros de longitud en el margen del río Panuco, tanto de la parte tamaulipeca como en la parte veracruzana y el recinto portuario tiene una superficie aproximada de 890 hectáreas, en el cual se ubican una serie de terminales públicas, privadas y la terminal marítima de Pemex.

Manifestó que en 2016 “aquí se movieron siete millones 037 mil toneladas, lo que significa un nueve por ciento de incremento en relación con 2015, entre todas las terminales, ese es el volumen que si revisa uno una serie histórica se ubica en un rango entre los seis y siete millones de toneladas en los últimos cinco años, pero particularmente el año pasado fue positivo al haber rebasado dicha cifra”.

En lo que se refiere a movimiento de carga, de acuerdo con la estadística correspondiente al cierre del año pasado, detalló que el Puerto de Tampico ocupa el noveno lugar.

“Básicamente recibimos barcos procedentes de Estados Unidos, Canadá, América Latina, Europa y en menor medida, por la ubicación del puerto, arriban pocos procedentes de Asia porque tienen que pasar por el canal de Panamá e internarse hacia el golfo de México o el Atlántico”, destacó.

Orozco Alfaro añadió que, fundamentalmente, tanto la importación como la exportación, se lleva a cabo con Estados Unidos y Canadá, en el caso de Norteamérica y de Latinoamérica con Chile, Perú Venezuela y Brasil.

Mientras que en el caso de Europa, es con naciones como Alemania, Francia y algunos otros países del Este de dicho continente.

Respecto a las rutas marítimas, expuso que en este punto se tienen 14 servicios regulares: “básicamente tocan países tanto de América como de Europa, operados por diferentes líneas navieras”.

El director de la API en Tampico, estimó que, respecto al trabajo directo e indirecto generado, “se crean alrededor de 25 mil empleos, lo cual tiene un impacto importante en materia de derrama económica, en ingreso y en impuesto”.

Agregó que por eso la actividad portuaria, en el caso de Tampico, es relevante para el desarrollo de la zona conurbada de Tampico, Altamira y Ciudad Madero.

Respecto a la derrama económica en el puerto, dijo, “no tenemos una medición porque está en función de muchos factores que no dependen de nosotros, puesto que lo que tenemos más a la mano es la cuestión del empleo. Lo que sí puedo compartir es que los ingresos que obtiene la API al año son de aproximadamente 150 millones de pesos”.

En tanto, sobre la recaudación de la aduana marítima de Tampico, aseguró que “es información que en este caso puede generar la terminal de Pemex o las privadas, son datos a los cuáles no tenemos acceso”. Puntualizó que aquí no se reciben cruceros turísticos, “básicamente es un puerto orientado mucho a la industria energética y petrolera, así como a la carga general, esa es nuestra fortaleza y especialidad”.